La final de murgas de Tenerife siempre ha sido un evento en el que se recogen críticas a la sociedad en la que vivimos con gran ironía a través de las canciones. Acostumbrados a que, de estas críticas, los protagonistas sean los políticos y el gobierno, nos sorprendimos al ver que los vencedores de este año, la murga Zeta Zetas, le dedicó una canción a las mascotas. Comenzaba en tono humorístico hasta que llegó a enfocar el problema que aún existe en España en la defensa de los animales en comparación con el resto de Europa.
La murga recibió ovaciones desde el comienzo al decir “¿Quién tiene mascota? ¿quién quiere más a su mascota más que a su marido o a su mujer?” haciendo que el público se levantara de sus asientos. Aparecieron con mascotas de peluche que hablaban desde su hombro y que dentro de la canción tenían su propia voz. “Apártense del micro, que ha llegado mi momento”, decían a los murgueros.

Dejando a un lado el humor, los Zeta Zetas trataron en su tema el abandono y maltrato de animales, el amor que existe entre la mascota y su dueño, y lo más importante, la poca legislación actual de protección de animales. España sigue siendo el país de Europa que más abandono de mascotas tiene al año y uno de los países en los que la legislación de protección animal se ha ejecutado más lentamente. A punto de terminar volvieron a animar y hacer que el público aplaudiera tras cantar una retahíla que enumeraba todas las responsabilidades que conlleva tener un animal de compañía. Finalizaban su primer tema de la actuación mostrando un cartel de la Plataforma contra el maltrato animal de Canarias y pidiendo colaboración. 

Foto | Fran Pallero

Publicado: 14 de Febrero de 2017