Si eres de los que prefieren acompañarse de su mascota y no dejárselo a otra persona, siempre tienes la oportunidad de viajar con ellos en diferentes medios de transporte. Sin embargo debes de saber que existen varias normas e indicaciones que dependen del medio de transporte.

Sabemos que recientemente el Ayuntamiento de Madrid ha permitido que viajen perros en el metro admitiendo un perro por viajero, que lleve correa y bozal y en el último coche de cada tren. Otras ciudades también se han sumado a esta iniciativa solidaria con las mascotas. Ya los transportes de Tenerife permitían que nuestros queridos compañeros viajaran con nosotros desde 2015 con la condición de que vayan en transportín y que no superen los 10 kilos de peso.

A pesar de las diferentes normativas que dependiendo de la zona tendrán sus características debemos conocer reglas generales por nuestro bien y por el de los animales.


AUTOBÚS: En los interurbanos dependerá de la ciudad, como decíamos ya son muchas las ciudades que admiten mascotas. En los que recorren largas distancias permiten llevar animales pero no es la mejor opción ya que deben ir en jaulas y en la bodega del autobús. Si eliges esta opción es conveniente informarse de las condiciones de climatización para que tu mascota vaya lo más cómoda posible.

TREN: Si es un cercanías no existe límite de peso para las mascotas. En el caso de los perros deben ir con correa y bozal. No es necesario el transportín ni deben pagar billete adición. Es posible que el acceso a ciertas horas se restrinja por demasiada afluencia de pasajeros. En el AVE y los trenes de larga distancia las normas son más estrictas, las mascotas no pueden superar los 10 kilos y deben de viajar en transportín. Si viajas en clase turista su ticket valdrá un 25% de la tarifa general y si es en preferente no tiene ningún coste.

AVIÓN Y BARCO: Son los medios de transporte más delicados para las mascotas, los requerimientos son muchos. En avión el animal debe contar con tarjeta de salud donde se especifiquen las características e irán dentro de transportines o bien en cabina o debajo de nuestro asiento. Los requerimientos en los barcos son semejantes, quizás menos estrictos. Normalmente los barcos cuentan con una zona para animales.

Asegura tu mascota antes de viajar. Existen seguros para mascotas que cubren los daños tanto personales como materiales que tu mascota pueda causar a un tercero en los transportes públicos. Algunas ciudaddes como Madrid o el País Vasco obligan a que todas las mascotas tengan un seguro. Así, dueño y resto de pasajeros viajan con total seguridad ante cualquier riesgo.


Publicado: 21 de Marzo de 2017